18 de junio de 2011

Día E (de miErda)

A propósito del "Día E" (http://www.eldiae.es/), mi palabra favorita del español es MIERDA.
Pónganse a pensar qué bien suena en todas las situaciones que la usamos: cuando pegamos el dedo pequeñito del pie en la pata de la cama "mierda!" (o su variable compuesta "mierdahijueputa"), lenta y enfáticamente cuando despreciamos a alguien de puro corazón "me lleva la grandísima mierda con vos", cuando estamos sorprendidos "ah la mierda!", satisfechos "qué mierda más buena calidad"... Su uso es infinito y gratificante siempre, la expresión de la cara al pronunciarla es deliciosa.
Y finalmente, para honrar a esta lengua ciertamente tan rica, acá el prólogo de "Rayuela" que el magistral Julio rescató de Cesar Bruto (esto también es ESPAÑOL):
"Siempre que viene el tiempo fresco, o sea al medio del otonio, a mí me da la loca de pensar ideas de tipo eséntrico y esótico, como ser por egenplo que me gustaría venirme golondrina para agarrar y volar a los paíx adonde haiga calor, o ser hormiga para meterme bien adentro de una curva y comer los productos guardados en el verano o de ser una víbora como las del solojicO, que las tienen bien guardadas en una jaula de vidrio con calefación para que no se queden duras de frío, que es lo que les pasa a los pobres seres humanos que no pueden comprarse ropa con lo cara questá, ni pueden calentarse por la falta del querosén, la falta del carbón, la falta de plata, porque cuando uno anda con biyuya ensima puede entrar a cualquier boliche y mandarse una buena grapa que hay que ver lo que calienta, aunque no conbiene abusar, porque del abuso entra el visio y del visio la dejeneradés tanto del cuerpo como de las taras moral de cada cual, y cuando se viene abajo por la pendiente fatal de la falta de buena condupta en todo sentido, ya nadie ni nadies lo salva de acabar en el más espantoso tacho de basura del desprestijio humano, y nunca le van a dar una mano para sacarlo de adentro del fango enmundo entre el cual se rebuelca, ni mas ni meno que si fuera un cóndor que cuando joven supo correr y volar por la punta de las altas montanias, pero que al ser viejo cayó parabajo como bombardero en picada que le falia el motor moral. ¡Y ojalá que lo que estoy escribiendo le sirbalguno para que mire bien su comportamiento y que no searrepienta cuando es tarde y ya todo se haiga ido al corno por culpa suya!"

7 de febrero de 2010

Doña Rosa

Trato de recordar si llegué a preguntarle su nombre, si Rosa es un producto de mi imaginación. Hoy me lamento de no tener una foto suya, una foto que retrate su cara indígena, su encantadora ropa de todos lo colores, su vos tranquila, su curiosidad y su tranquilidad. Pero estas últimas no pueden salir en una foto, aunque quisiera.

Doña Rosa vive en Caoba un pueblito del departamente de Petén. Trabaja todos los días en el parque Tikal. Desde hace muchos años vende artesanías a los turistas que llegamos a contemplar la majestuosa ciudad maya. Ahora tiene un lugar fijo en el shopping que recibe a los visitantes al parque, un sitio donde vende sus cosas y en donde por la noche escucha como el lagarto del lago devora alguna presa, lo cual a ella le genera un miedo algo infantil.

Me cuenta que ahora está más cómoda que antes, a pesar de que el viento amenaza con desprender el pedazo de plástico que protege su mini tienda. Antes -me dice- estuvo ocho años trabajando abajo de un árbol, justo atrás del rancho de información de los guardaparques. Ocho años, le respondo con una mezcla de tristeza y admiración. Si ahí nomás donde usted vé, fíjese. Pero su voz no tiene nada de reproche o resentimiento, ni siquiera nostalgia, nada. Ella solamente habla con total naturalidad, pensando en la micro de las 6 que es la última en salir y que la lleva hasta su pueblo. No puedo dejar de pensar en cómo pudieron haber sido esos años de trabajo duro bajo el arbol, por qué la administración del parque simplemente la abandonó a su suerte, a ella que no hacía nada malo, que solamente vende sus artesanías para mantener a una familia que imagino numerosa.

Pero ella nada. No diría que está agradecida con la vida porque así como no mostró resentimiento antes, tampoco ahora expresa (falsa) alegría. Y sin embargo es curioso, porque doña Rosa transmite vida, pura vida, colorida y hermosa como vestido tradicional chapín. ¿De Costa Rica... uhmmmm, y eso es muy largo? No, si es acá cerquita, por eso yo ya he venido tres veces, porque es cerca y me gusta mucho y acá en Tikal es la primera vez. Y Costa Rica ¿queda por Haití? No, eso es más largo, es una isla. Pobre gente, aquí tuvimos un terremoto muy fuerte hace mucho años y también se murió mucha gente.

Para Doña Rosa Haití es un lugar abstracto, imposible de ubicar o de medir la distancia que lo separa de su pueblo, donde vive gente negra o blanca, hablan español o francés, visten como ella o como yo, puras cosas que no sabe pero que a la vez no importan porque lo que sí es concreto es el sufrimiento, la explotación que ella conoce tan bien y que puede sentir y definir tan bien con su mirada que se pierde esperando la micro de las seis. Y nuevamente no hay nostalgia, ni risas fingidas para cambiar de tema.

Cuando llegan Julia y Mayra empieza todo otra vez, esa circularidad del tiempo que mencionaba Kundera a propósito de Karenin. ¿De Francia... uhmmmm, y eso es muy largo? Sí, muy largo, hay que cruzar el Atlántico, está siete horas adelante... Y su mirada habita en la micro que ya se anuncia, y yo pienso en cuán abstracto es un país que está siete horas adelante, ¿qué significa eso?. Y ella piensa en que no hubo terremoto en Francia y aún así allá, tal vez, debe haber gente que ha sufrido como ella, tal vez...

Gracias, doña Rosa.


6 de febrero de 2010

Todos menos Laura

Tal y como decía Manu Chao hace algunos años, voten por cualquiera menos Laura!!!!

El análisis se queda corto, pero lo que importa es que si alguien ve esto antes del 07 de febrero vote por cualquier chango excepto por Laura Chinchilla.

"Pensar en Nada" es la elegida para cerrar la nite... Je t'aime Mayra, je t'aime la nuit...

Bye

pero es mejor ser muerto que un numero que viene y va...

Son la 1:13 AM... Fui al bar Las Vegas con Mayra, Johnny,Daniela, Paula y Kenneth... Me gusta salir con ellos, me gusta mucho. Johnny es demaiado especial y resulta que le gusta SL.

Ahora escucho al bichillo Gieco y pienso en el Jose, en la medio borrachera que me gasto. En el viajesote a Belice que estuvo en todas. Luisma is drunk!.

Unbelizeable!

22 de enero de 2010

Nuevos bríos

Juega de nuevo, digamos que es casi terapeútico... No prometo escribir mucho, pero SI quiero hacerlo. Elegí para este re-comienzo al maestro A. Camus (gracias Jose):

Ahora lo principal está hecho. Tengo algunas evidencias de las que no puedo apartarme. Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa. Puedo negarlo todo de esa parte de mí que vive de inciertas nostalgias, salvo el deseo de unidad, el apetito de resolver, la exigencia de claridad y cohesión. Puedo refutarlo todo en este mundo que me rodea, me hiere o me transporta, salvo el caos, el azar rey y la divina equivalencia que nace de la anarquía. No sé si este mundo tiene un sentido que lo supera. Pero sé que no conozco ese sentido y que de momento me es imposible conocerlo. ¿Qué significa para mí un significado al margen de mi condición? Sólo puedo comprender en términos humanos. Comprendo lo que toco, lo que se me resiste. Y estas dos certidumbres, mi apetito de absoluto y de unidad y la irreductibilidad de este mundo a un principio racional y razonable, sé también que no puedo conciliarlas. ¿Qué otra verdad puedo reconocer sin la intervención de una esperanza que no tengo y que nada significa dentro de los límites de mi condición?

Todo controlado...

17 de junio de 2009

Licores & Afines


Para Rolo, con quien tengo afinidad...

Aunque suene a la historia del más borrachín, aprendí el significado de la palabra "afines" gracias a la clásica licorera Dionisios en el puritico centro de Cartago. El rótulo del lugar (que dicho sea de paso es el mismo desde que tengo uso de razón) mostraba orgullosamente:

Dionisios
Licores & Afines

Y al bichillo Dionisio con sus clásicas uvas que para un maesillo de menos de 10 años no representaban nada de nada... (bendito desubrimiento años más tarde)

Pero bueno, el cuento es que gracias a la mencionada tienda de bebidas espirituosas me enteré (por mi tata, creo recordar) que existe afinidad o proximidad entre los distintos licores: como el whiskey con la cerveza, o el vino con el cognac, o el guaro con el té frío, que si bien este último no entra en la categoría de "aguas mareadoras", su proximidad con el guaro produce un resultado que bien es catalogado como todo un éxito por los entendidos en el tema de los licores y afines.

El tema de reflexión llega cuando la afinidad es entre nosotros mismos, seres humanos cada uno inconmesurablemente complejo e imposible de catalogar en base a la cantidad de malta y cebada que nos compone, o bien al grado alcohólico que orgullosamente exponemos. Y eso solamente en el tema de quienes somos, pero qué pasa cuando se nos ocurre mezclar el siempre espinoso tema de dónde venimos: ¿es que acaso mi condición de malbec es una limitante para mezclarme con un cabernet sauvignon? ¿Qué pasa entonces si las estadísticas confirman que en la mayoría de los casos los individuos de una cepa buscarán a una individua de la misma especie? ¿Por qué pasa casi siempre esto, es una "ley natural"?

Yo no tengo respuestas (pa' variar), pero definitivamente el tema de la afinidad me ha venido hoy a la jupa... Por ahí son puras incoherencias, no sé... Pero por un lado pienso y pienso al respecto e igualmente se asoma a veces la historia de Rubés Blades sobre el Capitán y la Sirena:

...yo no sé respirar en la tierra mi amor,
con dolor le decía la sirena,
yo no sé respirar bajo el agua del mar,
contestaba el marino con pena...

¿Entonces qué? Tanto quilombo por la afinidad y buscar y encontrar nuestra estrella. ¿Es todo un tema de razón o de corazón?

¿Qué haceeeer? ¿Qué haceeeer? Yo no sé Rolo, como te dije antes, quiero la CLARIDAD para saber qué hacer.... Como bien dijo El Salmón, quiero arreglar todo lo que hice mal, todo lo que escondí hasta de mí.

Y bueno, contradictorio o enredado (o ambos) con vos siento grandes y siceras afinidades y me ha hecho un bien enorme poder hablarte esta noche... Gracias de todo corazón. TQM.

9 de enero de 2009

De blogs y otros demonios

Hoy fue noche de blogs y bastante provechosa afortunadamente... Todo empezó con los 4 ó 5 habituales, pero gracias al desvelo y a la escasísima oferta de buen entretenimiento de los canales 7 y 11 (únicos que se ven bien en la nueva chospi) me entretuve bastante tanto con los nacionales como con los internacionales: desde el interesantísimo de la cubana que no sé de donde sacará tiempo para leer las miles de opiniones que le dejan en cada post, hasta algunos de los periodistas de RTVE que generalmente tienen una visión muy particular y además no tan políticamente correcta en comparación con la línea que tienen que seguir en los telediarios y otras producciones (bien por VR!).

Volviendo a la blogsfera criolla, desde hace buen tiempo me percaté de que esta es dichosamente amplia y diversa, lo cual ciertamente produce un orgullo patrio que no es fácil de explicar pero que ahí está cada vez que uno se caga de risa con alguna salida del Burro o con las historias del "sidoso" que tienen a más de uno (me incluyo) super ansioso por saber qué va a pasar en el próximo capítulo... Y esto sólo por poner un par de ejemplos del cañazo de varas que uno se puede encontrar y que garantizan cuando menos entretenimiento e incluso inspiración para escribir.

Y es que precisamente hoy, entre link y link llegué hasta la MelcoCueva (que no había visitado nunca) y leí un post titulado "Ser hombre es un éxito" que lejos de ser la hablada basura que uno podría esperar de un título semejante, resultó ser una buenísima inspiración del compita que lo escribió y que a mi realmente me emocionó y -lo principal- me provocó ganas de escribir un ratillo en esta jugadita tan echa a un lado en los últimos meses.

Dice este mae que "Lo que importa no es cuanta gente te lee, ni cuantos comentarios quedan en cada post. Lo que realmente importa es cuanto de uno mismo se puede dejar en cada uno de esos escritos"... Yo me he cuestionado muchas veces si de verdad vale la pena poner algo acá porque tal vez no sea tan "bueno" o lo vaya a hacer simplemente por la vara de publicar por publicar; y en estas cavilaciones he dejado de poner un pichazo de cosas porque al final uno piensa "neeeee, ya se me fue la inspiración... otro día lo pienso más tuanis y lo escribo". Otras veces (y por favor que esto no se tome como una excusa barata) la inspiración suele llegar en lugares y/o situaciones poco apropiadas para la creación literaria como por ejemplo cuando viajaba en lata al brete o mientras batía cemento con Tavico en la remodelación de Aura... Y para aquellos que ya lo pensaron, la verdad no recuerdo instantes de pura inspiración mientras exoneraba el vientre (gracias M. Benedetti), cuando mucho algunas miaditas me sirven aún cuando estoy programando y alguna vara está generando errores infranqueables para despejarme un toque la mente y regresar algo más ligero pero definitivamente más sagaz en lo que a la informática se refiere...

Pero pa' no desviarme mucho del tema, la cosa es que yo siempre trato de pulirme con las varas acá publicadas y tal vez por eso es que termino filtrando tantas ideas "merecedoras" de post. Otra hipótesis es mi naturaleza perfeccionista (según me dijo una vez la psicóloga del BN cuando trabajaba ahí). Algunas veces es simplemente que me dá la fiaca (gracias P. González) y no muevo ni un pelo. Y obviamente, también hay un elemento de miedo que uno siempre tiene al enfrentarse a una hoja en blanco (recuerdo hace muchos años en TVE una buena entrevista a Galeano hablando sobre esto mismo). Sin embargo en mi caso lo que más pesa (ceo yo) es el tema inspiración que a mi manera de ver las cosas, es más que las ganas de hacer algo, es como esa fuerza sobrenatural que activa todo el ser en pos de algo, aunque sea "solamente" un parrafito de tres líneas.

Y acá entonces yo de nuevo, hoy con la inspiración prestada de un mae que dice que ser hombre es un éxito, y francamente tranquilo de poder escribir sin presiones y con la inigualable sensación de la madrugada fría que envuelve la casa, la nueva casa que no acabo de considerar mía pero la que siento necesariamente parte de mí por lo que fue antes y por lo que espero convertirla ya casi... Uffff.

Feliz Año 2009. Y aunque no soy tipo de consejos ni mucho menos promesas de año nuevo, tratemos todos de canalizar la energía en cosas buenas, pequeñas o grandes, pero que nos llenen y nos hagan vivir nuestras vidas con más calidá...

17 de noviembre de 2008

La Ruta 2008

Roberto HerasPues bueno, otro año de seguir La Ruta de los Conquistadores y como siempre se llena uno de ganas de algún año meterse en esa vara a ver cómo putas le va... Ya veré si Aura arranca con ganas y puedo llegarle a La Ruta para el 2009, la verdad me encantaría.

Este año, gracias a mi destacado desempleo, pude seguir la etapa #3 en vivo y a todo color. De la parte deportiva no comentaré nada ya que todo mundo sabe que (pa' variar) ganó Lico y que el famoso Roberto Heras (en la foto) no le vió ni el polvo al tico. En todo caso, cuando estaba sacando las primeras fotillas me fui a una parte en donde todos los ciclistas no les queda otra que echarse la bici al hombro y caminar unos 50 metros por un camino-de-vacas buenísimo. En fin, la vara es que aproveché para decirle algunas frases al bichillo Heras y resultó que el mae es super pura vida y amable, algo que honestamente nunca esperé de un mae con un currículum como el suyo.

Otra vara muy chiva, es ver a esos maes como Lico, Heras o Dietsch cleteando en un lugar donde yo a veces entreno. Es algo curioso, porque claramente los maes están a otro nivel deportivo, pero verlos sufrir en las mismas cuestas y apreciar como se quedaban contemplando el paisaje que a mi siempre me deslumbra, da una sensación super buena calidá que cuesta describir.

Mi imagen del día no está en las fotos, pero lo ví ya cuando iba de regreso a mi casa: Subiendo hacia San Juan de Chicuá, uno de los maes más resagados, tan anónimo como otros tantos, fue asaltado por unos chiquitos de escuela que lo detuvieron para que les diera su autógrafo!!! Bah no sé, pero ese tipo de varas la verdad a mi me mueven el corazón, el mae de fijo era un perfecto desconocido, iba por lo menos 3 horas por detrás de los mes de élite, pero igual hizo algo que maes como Lico, Montoya o Heras no hacen, precisamente parar en media cuesta a firmar el cuaderno de ciencias a unos chiquillos que de fijo van a atesorar la firma como si de Lance Armstrong se hubiera tratado... Grandeza por todos lados, por el mae y su humildad, y por los maesillos y su ilusión... Linda tiquicia, ayyyy!

Eso sería todo.

3 de noviembre de 2008

Doggy

Doggy, Boby, Dogo, Boli, Doyo, Doyolino, Dóyilo, Nene, Guapo, Dogolino... Te me fuiste hoy mi guapo y yo que te quería tanto, tanto, tanto, tanto.... Ay mi dogo, qué cagada que ya no estés conmigo con lo mucho que nos queríamos los dos, lo bien que la pasamos siempre, yendo a todo lado conmigo, nunca te separaste de donde yo estaba, aunque a veces yo sabía que era muy incómodo para vos, igual siempre, siempre estabas conmigo... Y yo sabía que me entendías, que aunque en los últimos meses estabas sordo yo sabía igual que me entendías y que me decías cosas porque siempre estuvimos conectados, y sólo nosotros lo entendíamos porque con vos mi guapo yo tenía algo más lindo que con la mayoría de las personas, nadie lo entiende, pero es así y vos lo sentías también y por eso te quería tanto y te cuidaba tanto todos los días del mundo. Y ahora me vas a hacer demasiada falta boby, demasiada, toda la falta del mundo. Eras tan lindo dogo, tan lindo y tan chineado, y tan peresozo y tan tierno que algo grande se me murió hoy con vos mi perrito lindo.

Acá dejo esta imagen tuya del lugar que tanto te gustaba y donde fuimos tantísimas veces simplemente a estar juntos, a que me ayudaras a olvidarme de todo, y donde finalmente ahora estás enterrado en el claro de zacate cerca del río y del poró donde te encantaba revolcarte y que te acariciara la panza largo rato, felices los dos...

23 de octubre de 2008

Dormir bien, dormir plein

Hay momentos en los que todos necesitamos darle yo-yo un rato al momento en que se encuentra nuestra existencia, no necesariamente para tomar alguna decisión trascendental si no para simplemente hacer revista de lo que se ha alcanzado y el grado de plenitud que eso representa.

Hace algunos días he venido dándole vueltas al asunto y hoy rematé la labor con algo que me gustó mucho: me leí todos los posts que he puesto en este blog y humildemente confieso que todos me gustaron mucho, algunos incluso me emocionaron bastante. Y bueno, a manera de testamento conmigo mismo (no me voy a suicidar, que no panda el cúnico), a continuación algunos de los razonamientos por los que me siento PLENO:

Primeramente, tengo una familia excepcional que siempre me ha apoyado en todo y que no deja de darme todo tipo de bendiciones, y sobre todo que es un vivo ejemplo de que las varas buenas que uno pueda hacer por los demás terminan devolviéndose multiplicadas al cabo de algún tiempo. Me atrevo a decir, que los SA somos benditos, afortunados.

También me llena mucho tener la certeza de tantas cosas que he podido concretar: viajes, estudios (aunque ud. no lo crea!), proyectos... Hasta las posesiones materiales han sido importantes porque nada se consiguió de manera deshonesta y -contrario a doctrinas religiosas- yo creo firmemente que no hay que hacerce la vida un infierno por el hecho de tener aspiraciones materiales, aunque éstas no sean necesariamente "de superación" si no puramente "de posesión".

Otra cosa tuanis es saberme ciertamente diferente, no mejor ni menos que nadie, simplemente alguien diferente que si bien tampoco es que ha sido la encarnación de la rebeldía, al menos he podido hacer cosas que -digamos- uno no acostumbra ver en alguien -nuevamente, digamos- similar. Sin acusar las decisiones que han tomado o no muchos de mis amigos, me gusta ver que igual que hago cosas relativas a lo que estudié, igualmente tengo un terreno (lindísimo, creo yo) donde sembramos papas que (después de una de quilombos increíbles) en última instancia van a ser el alimento de alguien, o que igual hago mezcla con Tavo y me encanta, o me pongo a pintar un escritorio, o me voy a cletear a Tapantí un miércoles a las 9 de la mañana... No sé el nivel de grandeza que puedan tener esas cosas, pero son cosas que de verdad me alegra experimentar y saberlas mías.

Y bueno, tal vez de las varas más llenadoras de esta reflexión, es la certeza de sentirme una persona buena, no santa, nuevamente ni mejor ni peor que nadie, simplemente esa sensación casi indescriptible de saber las buenas vibras de otros hacia mí, no con el objetivo de ser amado o alabado por todos, si no eso que bien predica el queridísimo Niebla de incorporar las energías positivas y crecer espiritualmente. En este momento, de veras siento que no hay nadie deseando que ojalá me caiga de la bici y me haga mierda la vida, yo mismo ya no deseo lo mismo (o con peores variaciones) para ciertas gentes, no voy a ser hipócrita y decir que "he perdonado" o incluso que ahora "hasta me cae bien", es que con el hecho de que ya no me estorben es suficiente para no enfermerme la vida generando puras malas vibras.

Hace buen rato vislumbré la imposibilidad humana de pretender ser el redentor de nadie, ni siquiera en un acto supremo de salvar la vida de otra persona podría uno lograrlo, y esa certidumbre lo libera a uno de un peso enorme que no te permite disfrutar plenamente tu existencia. No significa lo anterior que gente como la Madre Teresa haya hecho las cosas mal, pero tampoco veo justo que una persona sea condenada (ya sea a nivel social o espiritual) por ponerse de primero en la lista. Eso es lo que yo hago, en mis acciones siempre estoy yo de primero y eso no es en absoluto una restricción para poder hacer el bien a otras personas o animales. Como dije antes, no me considero santo ni merecedor de la dicha eterna, pero si hago balance (como ahora) de las cosas que he hecho, me siento bastante afortunado porque puedo asegurar que las bendiciones que he tenido hasta el momento no son fruto de la casualidad si no producto de lo bueno que quise hacer en algún momento, y esto lo digo (aunque a algunos parezca paradójico) con toda la humildad posible.

Así que termino acá agradeciendo de todo corazón a las muchas personas (y todas mis mascotas) que bajo la etiqueta de mamá, papá, amigo, hermano, primo, compa, conocido, un-mae-que-estuvo-conmigo-en-la-escuela, etc., me llenan de buena energía y a la vez me han permitido, aunque sea por un instante, contribuir igualmente a su PLENITUD.

Puuuuura vida!

CR ¿Sin ingredientes artificiales?


Ayer La República publicó un artículo titulado "Tortugas se enfrentan a modelo de desarrollo", en el cual me llamó sobretodo la atención una frase de alguien que decía que el famoso lema de "Sin ingredientes artificiales" con el cual nuestro país se promociona mundialmente, cada día pierde más validez y más bien ahora nos enfrentamos a una CR con muchos ingredientes artificiales, especialmente varilla y concreto. Muy acertado el artículo, y en particular la frase en cuestión.

Mi reflexión al respecto es que fatídicamente para nuestro (diezmado) patrimonio natural, la vara NUNCA va a cambiar y siempre prevalecerá el chori sobre cualquier especie o entorno natural. Y es que acá ciertamente nos creemos los grandes ecologistas y diz'que dueños de una riqueza verde que todo el mundo envidia, pero la verdad es que a todos los niveles sociales el modo "verde" de actuar es prácticamente inexistente. Por ejemplo, ¿en cuántas casas se separan los desechos?, en la mía no, y aunque lo hiciéramos, ¿dónde hay que llevarlos? porque el camión de la basura no es una opción ya que todo lo tira al mismo vertedero que algunos ilusos aún llaman "relleno sanitario". Yo mismo hace un par de semanas tuve que ir a la propia fábrica de vidrio para poder deshacerme de una cubeta de vidrio quebrado que me rechazaron en 3 "recicladoras" distintas precisamente porque estaba quebrado, ¿no se supone que eso lo funden nuevamente y ya? ¿qué tiene que ver que esté quebrado?

Otro ejemplo reciente es el proyecto minero que el presidentucho orejón avaló e incluso elevó a la categoría de "interés público" y "conveniencia nacional" porque según él trae el progeso a los habitantes del lugar... Por favor, progeso sólo para él o alguno de sus compas corruptos. Y eso por poner un caso que llega al más "alto nivel", porque entre mi casa y la de Oscar Arias hay miles de atrocidades y cochinadas que todos hacemos y a las que desgraciadamente no les veo salida mientras no haya plena conciencia de que simplemente nos está llevando puta cada día más...

Bueno, este era un post de desahogo, no pretendo salvar al planeta ni ser el redentor de nada, simplemente que dejemos tanta hipocresía.

19 de octubre de 2008

Fuck Off..!!!

Estoy cansado, la verdad hijueputamente cansado... Los últimos 5 meses han sido tanto excepcionales como brutales. Al fin estoy viendo las primeras luces del AURA y por ahora sólo puedo decir que hasta donde sigan mis fuerzas, NADA ME VA A QUITAR LO QUE HE LOGRADO.

Esto no es contra nadie ni contra nada, en serio (!!!); simplemente es una CONFIRMACIÓN de lo que YO elegí hace rato, y ESO no lo suelto ni aunque me agarren de las puriticas bolas... So, fuck off!!!

Ah sí, y porsiaca: I'm back...

30 de mayo de 2008

Crónica de una presa (con reencuentro)

En realidad, el asunto de la presa fue al puro final, bien vale dedicar unas líneas al día de hoy que ha estado francamente fenomenal...

Para empezar, hoy no amaneció lloviendo como los últimos tres días. Pero aunque hubiera tormenta, hoy nada iba a interferir con mi reencuentro con los compas del (ex) brete a los cuales sentía que no veía desde hace siglos. Aunque han sido (¿sólo?) tres semanas, la verdad me hacía un vergo de falta verlos a todos y poder hablarles y contarles mil cosas que me han pasado estos días. Por dicha todo estuvo de perlas y me dio tiempo de ver y saludar a otro montón de gente que el simple hecho de volver a ver ya me llena el espíritu un tanate: desde algunos maes de seguridad hasta las doñas de la limpieza y otro poco de gente que durante tantos años me tocó ver casi cada día de lunes a viernes de 9 a 5.

Y bueno, lo mejor claramente fue la comunión con los que más quiero, los de siempre, sin importar que Harolito hoy amaneciera sintiéndose raro (yo diría "profundo" mae), ni que Marcelina estuviera enferma, ni nada porque fue una alegría total estar de nuevo en el pretil del BCCR decidiendo dónde íbamos a comer y otras tantas trivialidades que tanto extrañé las últimas semanas... En el pasado me he reprochado el estado de abandono que uno consciente o inconscientemente deja a ciertas personas que en algún momento han sido super importantes en la vida, yo lo que puedo decir ahora es que con todos los sentidos, con todo el corazón y con toda mi alma NO QUIERO NUNCA NUNCA DEJARLOS, NI QUE ME DEJEN. No hay más, porque de veras quiero que todo siga tan calidá como siempre. Hoy fue buenísimo no sentirme extraño, ni mamando en nada, como si estas semanas que para mí han sido siglos no hayan afectado negativamente la relación, la felicidad que me abraza al estar con ellos, hoy y siempre... Hasta nuevas ganas me dieron de seguir con las varas en las que estoy metido, esa energía que únicamente pasa de alama a alma sin palabras ni nada sofis, sólo el puro encantamiento humano, tan escaso es nuestros tiempos...

Tons compas, de veras mil gracias y todo controlado!!! ("Estoy parado sobre la muralla que divide todo lo que amé de lo que amaré")

Ah sí, la presa...

El toque es que luego de estar con los compas (Rolito, qué gusto verte, ¿te lo dije?) fui a hacer una vuelta a la operadora de pensiones y ya a las 3 estaba sacando el carro del parqueo para regresar a la chospi y evitar la temida hora pico de los viernes. Como el viaje al Banquete sirvió también para ver el toque de mi liquidación, me quise dar un lujito y pasar a un ciclo a buscar una capa (más bien corta-vientos) que harto falta me hace. Por dicha la encontré y decidí en medio de la contentera que me manejaba que estaría en todas pasar al super por unas birricas y un buen pan para tomar café al llegar a la casa....

Como la humedad estaba rajada, abrí la primera Bavaria recién saliendo del Fresh Market, todo controlado hasta que llegué a La Galera y empezó un diluvio enorme que era medio irreal porque por el retrovisor veía el cielo casi completamente azul del Centro y por lo tanto de mis compas... Al fin dejó de llover cuando empecé a subir Ochomogmo, pero la alegría duró poco porque casi de inmediato empezó una presa horripilante que no se sabía por qué putas era. El avance era lento pero al menos nos movíamos, ya como por Recope la vara se puso güeisa y luego de un rato en total estado de coma, mejor apagué el carro y saqué otra birrita que me llamaba desde el asiento del pasajero. A ratos le llegaba al pan francés que había comprado y que estaba en todas. La jugadita no parecía tener remedio y yo empecé a divertime imaginando el cuento de "La Autopista del Sur" del maestro Cortázar, tons hacía nota mental del carro de a la par, del de atrás, y el de adelante... Esta vez no estaba el juete del dauphine ni nadie con ánimos de socializar, yo estaba en toda la disposición de compartir la birras y las bocas de pan francés, pero nadie tomaba la iniciativa.

Pues 45 minutos después, 3 Bavarias, y un bollo entero de baguette en la panza la presa milagrosamente se abrió y pudimos pasar, claro que sin negociaciones por el agua ni muertos, ni doña embarazada, pero yo aún enteramente pleno de la jornada cargada de cosas y personas excelentes que están en caso cada pensamiento de los últimos días. Por cierto que todos los carros deberían estar equipados con una hielera para que a la gemte se le hagan más llevaderas las presas (el pan es opcional)

Saludos compas, de nuevo el agradecimiento y el cariño sincero...

Un abrazo!

19 de mayo de 2008

Otra vez lunes

Pero otra vez de no tener muy claro que ya empezaba otra semana y que me tocaba hacer varias cosas que por motivos convencionales no se pueden hacer ni sábado ni domingo...

Aclaro desde ahora que este post va con un toque más de corazón que el anterior ya que hoy sí tengo el cerebro 100% en modo blogger. En fin, el caso es que califico mi primera semana "desempleado" como un auténtico éxito: los primeros días fueron de papeleo y vueltas principalmente en la municipalidad, pero por dicha no fue la escena kafkiana que tanto temía, de hecho estuvo todo bien, tampoco la eficiencia hecha institución, pero nada como para cortarse las venas...

Algo realmente significativo de esos días, y lo cual ciertamente agradezco a mi nuevo modus vivendi es la oportunidad de re-conocer la ciudad de Cartago. En definitiva no es una ciudad bonita, al menos el casco central, tampoco es espantosa, para hacer justicia es tan igual al centro de Heredia, de la Liga o incluso de Chepe, o sea, hay desorden, algo de suciedad, ruido, muchos carros y gente por todo lado. Pero igual para alguien como yo que en los últimos años las idas al centro se limitaban a la parada de bus, francamente ha sido toda una experiencia recorrer nuevamente un montón de lugares que antes frecuentaba siempre a la salida del cole, o cuando había que hacer algún mandado.

Como parte de ese redescubrimiento también ha sido vacilón sentirme "turista" en mi propia ciudad, por ejemplo tengo que estar preguntando dónde queda una fotocopiadora, o dónde es la sucursal del ministerio de hacienda (ah sí, ya soy contribuyente y hasta mandé a hacer recibos a una imprenta, juep!), dónde puedo comprar tal cosa... Una desubicación fenomenal que tras de eso se complica porque mi cerebro sigue pensando en modo centro-de-san-josé y me llegó a pasar que cuando tenía que comprar un libro de diario (o algo por el estilo), lo primero que pensé fue "en la Universal de fijo hay"... Para cuando pensé que iba a estar largo ir a la Universal, mi cerebro se remontó a tiempos de escuela/colegio y me dije que lo mejor era ir a la Librería Cartago (ahí me compraron el bulto que usé todos los años de escuela), pues resulta que YA NO EXISTE!!! Cagate Chelo, sorpresa y media ver que ya el chante no estaba y en su lugar había -horror de los horrores- un Pollo Campero (!!!)... Y así con varias cosas más, al menos cuando tuve que sacar unas copias de las llaves de la oficina, la Cerrajería París seguía en el local de 1x4 donde ha estado toda la vida, al menos...

Pero bueno, como tampoco es crónica de sucesos, ahora me toca hablar de los otros días de la semana en que no hice casi nipi de papeleo ni otros trámites burocráticos. Resulta que a través de un amigo de un amigo de un compa del brete (del Banco, digo) ya tengo mi primer cliente en la jugadita del MTB. En realidad no es formalmente un cliente porque aún no tengo listo nada de las varas que pienso tener, ni tampoco le estoy cobrando nada al mae por llevarlo a cletear, pero al menos ha sido todo un aprendizaje estar pensando en detalles como dónde llevar al mae, dónde comer y otras tantas cosas que me han tenido felizmente ocupado. Por dicha el gringuete (se llama Brook) ha resultado ser un bichillo super puravida y nada dolor-de-güevos en absoluto; de hecho el mae es una persona interesante (tiene unas manías que son como para un post completo, pero muy feo revelarlas acá, jijiji) y también cletea un pichazo, lo cual me ha obligado a ponerle piernas al asunto porque como estoy un toque fuera de condición física, no quiero flojonearme y que el compita se agüeve de los rides. Por cierto que el bajo nivel atlético lo acuso por completo a las despedidas (guareras en su mayoría) con las que fui honrado las últimas semanas (Gracias totales!).

Y bueno, así está la vara hasta ahora. Mañana voy para Guápiles pero igual espero poder ir a entrenar en la mañana para que cuando regrese el "cliente" no me encuentre muy puramierda. Y claro, a ver cómo me organizo con todo porque como que sigue fuerte el ritmo de todas las cosas e igualmente espero algunos reencuentros con la muchachada en estos días.



PD. Fabianete, ya viste por qué no pude ir el viernes a almorzar con ustedes tal y como era mi plan. Y sí mae, siento que salí del brete hace siglos y ustedes me hacen una falta del tamaño de Brasil...

18 de mayo de 2008

Lunes y Viernes

A poco más de una semana de haber salido del brete, aún me siento medio raro por todo el cambio que ha significado. Quizás lo más curioso de todo ha sido la pérdida total del sentido de la palabra "semana". Antes casi todo estaba en función de "esta semana tengo que terminar tal cosa" o "diay, ya hoy no pude, será hasta el fin de semana"... Pero ahora mismo me da lo mismo decir "jueves" que "almuerzo", "martes" que "perro".

De mi primer semana como desempleado, los días más significativos fueron sin duda el Lunes y el Viernes. El primero fue sobre todo raro porque no me terminaba de hacer a la idea de ya no pensar más en horarios, buses, ropa de brete, etc. De hecho me levanté temprano, como si tuviera que ir al Banco, y me quedé largo rato sentado en mi cama pensando qué putas iba a hacer ese día; obvio que tenía que hacer mil cosas, pero era raro ver que ahora de verdad todo dependía de mí y de nadie más, así que mis reflexiones matutinas se centraron en los compas de brete y en la falta enorme que me estaban haciendo desde entonces.

El viernes también fue raro, pero en otro sentido. Porque esta vez sí que no era un viernes como los que recordaba de siempre, de hecho era casi un día sin nombre o un eterno lunes como del que nunca salió José Arcadio Buendía... Caí en la cuenta de que era viernes hasta muy tarde, casi a la noche cuando salí a cenar. Muy diferente claramente, pero igual muy tuanis porque ya me siento mejor de esta nueva etapa y ahora sí que disfruto cada minuto.

En fin, como ando con un toque de sueño, mejor sigo escribiendo más tarde...

9 de mayo de 2008

Torciendo el destino

Llegó el día: Hoy 9 de mayo es mi último día acá en el banco e inevitablemente ando con una tristeza difícil de disimular. No me arrepiento para nada de la decisión tomada, sin embargo una buena parte de mí quería que este día no llegara todavía. Aunque las últimas semanas han estado harto ocupadísimas, igual he tenido mis momentos de nostalgia absoluta sobre los últimos 6 años pasados acá adentro.

Guardando las enormes distancias del caso, me siento un tanto como el personaje de "La Naúsea" durante los últimos días antes de dejar la ciudad donde vivió los últimos años y en donde experimentó la cantidad de cosas que narra la novela y que le mueven el cerebro a más de uno. Y así, he andado analizando muchas de mis acciones -incluso las más rutinarias- en términos de "esta es la última vez que...". Por ejemplo: ayer fue la última vez que comí en la soda con mis queridísimos compas de brete, la última vez que hice una liberación en Producción, la última vez que voy a saludar a los compas del sexto piso, la última vez que enciendo el ventilador antes que la compu, la última vez que pongo mi clave en el teléfono, la última vez que voy a a cagar al octavo, la última vez que subo a hablar con Rolo (al menos en su oficina), la última vez que para contarle algo a Marcia llego tocando en su cubículo como si tuviera una puerta, la última vez que me cago de risa por alguna salida de Bolaños, la última vez que antes de almorzar llamo a Andre y le digo "kiúboles, ¿almuerzo?", la última vez que después de llamar a Andre llamo a Harolito y le digo "mae, p'arriba", la última vez que me derrito de calor acá adentro, la última vez que utilizo horas laborales para escribir en el blog, la última vez que uso el ascensor de carga que me da miedo, la última vez que veo el atardecer desde la ventana de mi piso, la última vez que desde el balcón de noveno me echo un avenidazo, la última vez que veo una vieja rica desde 7 pisos de altura, la última vez que entro por la puerta de empleados, la última vez que es esta desde acá y que se acaba una etapa...

Pero bueno, cabanga de lado la verdad es que me siento muy ilusionado por lo que voy a hacer ahora. Como el Joselo decía, lo que estoy haciendo es torciendo el destino a mi favor y con todo el miedo y la nostalgia, pero también con todas las ganas de que empiezo algo nuevo que nada tiene que ver con lo que venía haciendo hasta ahora, algo mío, muy mío, más puro, que por fin me atreví a hacer y que afortunadamente es un rompimiento total con tantas cosas que la verdad ya me tenían fastidiado y hasta deprimido...

Tons sí, acá sintiéndome el mismo mae, no hay un
"viejo yo" ni un "nuevo yo", tampoco un "antes" ni un "después". Yo igualito que siempre (el pelo más largo, tal vez), sólo que con la sensación sin igual de haber cambiado de ruta (como en la cleta) y elegido otro camino menos transitado, más real, más cercano al origen, a la naturaleza que puedo y quiero respirar.

(suspiro)


20 de abril de 2008

Sueño cumplido

En estos tiempos de sequía creadora, algo que sí me da para hablar paja un rato es el tema de los recitales... Pues bien, hoy toca el turno a uno que siempre fue un sueño y que francamente nunca pensé se iba a materializar: nada menos que el ganadísimo León Gieco. Por ser masomenos de la misma época de inicios de la U, no recuerdo exactamente si fue Jose o el profe Barzuna quien me "presentó" al León; lo que es seguro es que desde entonces me considero un fan del bichillo Gieco y su excelente música.

Aún recuerdo cuando compré "Mensajes del Alma", el primer disco que tuve y el que más atesoro por lo sorprendente que fue conseguirlo. Iba para la casa de Jose a hacer un brete de la U, y antes pasé a una tienda de discos que quedaba por la U Latina a ver qué se veía. En esos tiempos conseguir esa música era algo casi imposible, pues resulta que entro a la tienda y por alguna razón que aún ahora no comprendo, el dueño se fija en mí y en lugar del acostumbrado "qué se le ofrece", o "buscabas algo en especial", etc., me dijo -nunca se me olvidará- señalando hacia un rincón de la tienda: "las ofertas están allá"... No me ofendí, tampoco es que me sintiera halagado por tener un pichel de limpio irremediable, pero le hice caso al tipo y me dirigí directo a la sección de bagatelas... Y bueno, ahí estaba nuevecito y radiante el discazo que menos de una hora después Jose y yo disfrutábamos como la obra magistral que es (en detrimento, claro, de la U).

El caso es que ver a Gieco en vivo siempre fue una especie de utopía hasta el pasado viernes 18 que el mae se presentó en el FIA, en un concierto poco menos que perfecto en La Sabana (una vez más, morite de envida Paula! Pero bueno, igual fue un auténtico gusto escucharte aunque fuera por unos poquísimos minutos, jiji)... Antes, es justo rendirle honor a los maes de Malpaís que estuvieron magníficos y que volvieron a demostrar que en Tiquicia no sólo se puede hacer buen arte, sino que también se puede enganchar a la gente con el mismo... Da una alegría verdadera ver cómo un grupo nacional convoca a tanta gente y la gente a su vez responde de puro corazón, coreando todas las canciones y emocionándose al máximo durante todo el chivo, a ratos hasta parecía que todos venían a ver a Malpaís y no a Gieco. Así que excelente por los ticos!!!. Por cierto que Manuel Obregón se llevó las palmas no sólo por sus cualidades musicales de primer nivel (piano, marimba, acordeón... ¿a qué no le hace este mae?), si no por su originalidad cuando se montó en una panga y acordeón en manos siguió interpretando desde el lago (es que para los que no sabían, la tarima de conciertos de La Sabana estaba sobre el agua, al mejor efecto Jesucristo). Desde acá una reverencia al M. Obregón y también un agradecimiento por su talento y entrega al arte nacional y ahora en particular al Festival de las Artes. Otro lindo homenaje se puede leer en Proa.

Ahora sí, mucha hablada y nada de Gieco... Para crónicas está La Nación, yo ciertamente prefiero compartir algunas de las cosas más memorables de esa noche: lo primero que me llamó la atención, precisamente porque no lo había visto antes en ningún recital, fue que la presentación de los músicos (virtuosísimos todos) que acompañaban a Gieco fue al inicio, cuando no habían interpretado ni siquiera tres canciones, tons eso estuvo diferente y por lo tanto muy tuanis... Y ya en materia musical, aunque estaba super emocionado, yo esperaba un chivo algo "suave" pero la verdad es que el show tuvo de todo, hasta sus buenos ratos de brincar y brincar, y gritar y gritar con algunas canciones más "pesaditas" del repertotio del León. Todo el chivo fue muy bueno, sin embargo a mi me gustó mucho "El fantasma de Canterville" a un ritmo algo más lento que la versión original, también estuvo llegadora "El país de la libertad" por el mensaje tan calidá que ransmite... Sorprendente con "Bandidos rurales" y "Ojo con los Orozco", aunque las hubiera compuesto yo mismo, ni en mil años de repetirlas todos los días podría cantarlas sin tener la letra escrita en algún lado, pues Gieco como si nada (ejercicio mental: repetir 5 veces los ocho nombres de los hermanos Orozco, en el mismo orden de la canción, sin cagarla una sola vez... Se vale leer del disco la primera vez, luego a pura memoria).

Otro toque rudo fue con "Malas condiciones", no la conocía pero aún así me movió el ser escuchar la crudeza de alguien que desde sus primeros años le tocó vivir la represión, los tanquues en las calles, el miedo... Algo que para mí (afortunadamente) es dificil de imaginar... Y bueno, como esa canción es mucho un diálogo del cantor hacia el público, esto me lleva a otra de las genialidades de Gieco que ya otras veces he mencionado me gusta de un recital: la comunicación con el público. Durante todo el chivo León no dejó de hablarnos, de explicar el por qué de las imágenes que se proyectaban en la pantalla, de agradecer la oportunidad de tocar en CR... Y claro, de opinar sobre muy diversos temas, y aunque en un par de asuntos yo francamente discrepo del mae, la verdad pocas veces uno se enfrenta a una figura pública que no tiene pelos en la lengua para expresar aquello en lo que creé y también para cagarse en más de una vara (ni el mismísimo Tatica Dios se escapó de la crítica), y claro, de no tener reservas para decir "hijos-de-puta", "cagarnos a trompadas" y otras joyas de nuestro idioma que suenan tan bien (valga la ocasión para decir la palabra que a mi criterio más rico suena en la lengua de Cervantes: MIERDA).

Y bueno, el chivo siguió lleno de momentos buenísimos y super variados, desde "Los Salieris de Charly" que canté (más bien grité) sin pifiar una sola estrofa, pasando por "Pensar en nada" (me acordaba de la versión en vivo con Los Piojos que viene en el DVD), y así con agradables sorpresas como "Cinco siglos igual" totalmente a capella, algo buenísimo ciertamente... Ya cerca del final, el mae prometió las últimas tres canciones pero por dicha fueron algunas más hasta cerrar con el clásico "Sólo le pido a dios" (yo quería que cerrara con "Mensajes del alma", pero diay...). Respecto a este último tema, tengo que decir que no es de mis favoritos del repertorio de Gieco, no porque sea mala o algo así, es simplemente que ya está tan "quemada" que francamente siento que su mensaje se ha desvirtuado después de tanto tiempo y más bien a mi me resulta un tanto tedioso escucharla... Pero bueno, lo que sí estuvo muy bien es que Gieco invitó a todo Malpaís para esta última pieza (ya antes había invitado a Fidel Gamboa para cantar "Canción para Carito") y el cierre con todos los maes fue algo espectacular.Por cierto que en una demostración de total ausencia de sobrebia, Gieco se dejó decir que Malpaís merecía estar en ese momento, por su calidad musical y porque por ser locales, a ellos les correspondía el cierre... Qué titán!!!

Ese fue el conciertazo de León Gieco, dos horas y media que a mi se me pasaron volando y -especialmente- la materialización de un sueño que llevaba ratillo haciendo fila... BUENA CALIDAD..!



11 de abril de 2008

Cavar un foso


Luego de buen rato de no andar por acá, hoy no podía hacerme el mae ya que este día mi blog está cumpliendo su primer añito de vida... Todo un acontecimiento.

Honestamente todo este despiche de la cercana salida del brete me ha tenido el yo-yo ocupado en muchas cosas menos en este espacio al que dije una vez que esperaba tener bastante fortalecido día a día... Y bueno, la verdad es que ando "corto" de inspiración para la escritura y por lo tanto las miles de cartas de los fans exigiendo nuevos posts se van a seguir acumulando en mi buzón mientras no salga de tanta maraña cerebral...

Pero al menos para abordar uno de los temas diz'que centrales de este espacio, voy a dedicar unas pocas líneas a comentar un cuento que hace un par de días tuve el gozo de leer: se llama "Cavar un foso" y es de A. Bioy Casares.

Hacía ratillo que un relato no me cautivaba de esa manera, eso de estar metidísimo en cada párrafo y estar super tenso esperando a ver qué putas va a pasarles a los protagonistas, si los van a descubrir, si se salen con la suya... En fin, ese toque genial. Pero aún más soberbio es el toquesazo del final-inicio-final que lo deja a uno con el cerebro efectivamente fuera de foco pero con esa satisfacción difícil de explicar que se produce cuando el creador logra (casi mágicamente) sorprenderlo a uno y forzarlo a meterse aún más en la obra para tratar de entenderla mejor o al menos para apreciar con más detalle elementos aparentemente insignificantes pero que al volver a pasar sobre ellos adquieren un sentido enorme.

Pos bueno, nada más eso... Al menos en medio de tanto trajín por dicha sigo encontrando placer en ciertas cosillas que lo sacan a uno por momentos de tanto y tanto alboroto.

Y como no: FELIZ CUMPLE a S.L...!

14 de marzo de 2008

...y al final


Viernes 14 de marzo de 2008


Señor
Carlos Melegatti S.
Subgerente

Estimado Señor:

En atención a su oficio SUBG-023-2008 me permito hacer expresa mi intención de no continuar laborando para el Banco Central de Costa Rica y acogerme a las condiciones de finalización de la relación laboral estipuladas en el oficio G/N 746-2007 recibido el día 15 de noviembre de 2007.

Sin más por el momento, le agradezco todas sus atenciones durante estos años de trabajo en el SINPE en donde se me ha dado la valiosa oportunidad de crecer personal y profesionalmente.

Atentamente,

27 de febrero de 2008

Scream for me Costa Rica!

Pues sí, el chivo de Iron Maiden en el Saprissa y no hay otra cosa que decir más que qué hijueputa espectáculo más bueno!!! Ya había dicho que no era seguidor de la banda (hasta hace 2 noches), sin embargo todo el concierto fue la cosa más espectacular que he visto hasta ahora: algo para nunca olvidar por la genialidad de estos ingleses que derrochan talento a chorros.

Aunque ya han pasado muchas horas desde el final del concierto, todavía siento una euforia rajadísima al recordar la calidá de chivo que miles pudimos vivir, porque es que no se trataba de algo para simplemente presenciar, es algo que en efecto viví cada segundo con una intensidad voladísima, bárbaro! Confieso que las dos primeras canciones no llegaron a emocionarme más de lo que pude haber sentido en otro evento similar, no sé si estaba "frío" o que aún no me terminaba de conectar emocionalmente con lo que se venía, pero luego de la hablada que Bruce Dickinson se echó antes de empezar la seguidilla de Revelations, The Trooper, Wasted Years y Number of the Beast, puedo rajar que algo cambió en mí y a partir de ese momento fue un puro éxtasis musical que sin duda superó con creces algunos momentos cumbre de mi anterior experiencia con Héroes del Silencio en Guatemala (Ojo, que el chivo de Héroes igualmente fue la mega calidad total...)

No sé si es algo inherente al género heavy metal, o qué putas fue, lo cierto es que este 26 de febrero a mi se me olvidó el cansancio, el brete y todo lo demás que no calzaba en la maravillosa experiencia de ver el "Sapri" hasta la pura jacha y echarme el concierto a poquitos metros de la tarima, ahí donde está la acción y las cosas se viven con muchísima más intensidad que en cualquier otro lado (como sabiamente dijo alguien en la fila, "vamos a estar en la sección V. I. Pie"). Y ni que decir del sonido, fue simplemente como escuchar un disco de estudio, la perfección total. Otro toquesazo fue la escenografía, buenísima en todo momento, y como cambiaba según la canción, eso le daba un efecto genial en el espíritu del concierto que si se piensa bien era bastante simple: nada de muchas pantallas, fuegos artificiales, etc., un buen complemento para la música, eso estodo lo que se necesita cuando el espectáculo es de esta magnitud...

Y bueno, si ya dije que los Maiden son harto talentosos, definitivamente se lleva el premio Bruce Dickinson. Primero ha sido un agradable descubrimiento saber que el mae además de vocalista con una voz buenísima que no deja de correr y brincar por todo el escenario, que se cambia la ropa de acuerdo al tema de la canción que va a interpretar y que también aporta un estilo teatral poco frecuente pero magnífico, es todo una suerte de hombre del renacimiento pero en pleno siglo XXI: el mae es historiador, piloto de aviones comerciales, conductor de un programa de televisión, practicante profesional de esgrima... todo un personaje que dignamente representa a una leyenda del rock que pese a estar dentro de un género especialmente estigmatizado, igual nunca se ha visto (ni él ni ningún miembro de la banda) en situaciones como drogas, violencia o cualquier otro exceso tan común en otras agrupaciones musicales. Ya para terminar de alabar al mae, otra cosa que me encantó fue su constante interacción con la gente, no sólo se limitó a cantar y a pedir que uno gritara más fuerte (Scream for me Costa Rica!!!) o bien que aplaudiéramos de cierta forma; el mae realmente hablaba con nosotros y -al menos ese ha sido el consenso entre mis compas- se le notaba la contentera que eso le producía, hasta el punto de que cuando hicimos la "ola" el mae tuvo el detallazo de pedirnos que por favor la repitiéramos pero dándole chance a los camarógrafos del staff para que pudieran grabarla sin perder un solo detalle... Qué titán el mae!

Finalmente, también es bueno resaltar que no hubo ningún episodio güeiso como golpes o patadas violentas, por el contrario todos los camiseta-negra (yo también andaba uniformado, no podía ser menos) dejaron claro que no es para nada cierto ese feo concepto que se suele tener de la gente que de verdad es seguidora de el metal y sus decenas de variantes. Creo que andaba más emocionado yo porque de tanto brincar y mover las greñas para todo lado me lesioné el cuello y hoy después del banco tuve que pasar a la farmacia a comprar un relajante muscular porque francamente el dolor ya era mucho, jeje...

Bueno, quisiera escribir más, este post es de esos en los que siento que me faltó poner más cosas para poder transmitir más fielmente la calidad de cosas que se me mueven en el cerebro, pero igual ya hace sueño y entre más trato de "perfeccionar" la hablada más complicado se me hace.

Fiel a eso de que una video vale más que mil palabras, acá dejo esta joyita de YouTube que algún mae grabó desde lo alto del Ricardo Saprissa y que está simplemente bárbaro... Ojas a la gente coreando como nunca (sin paja, hay reportes de gente escuchando la vara desde varios kilómetros a la redonda) y el llenazo buenísimo (por cierto, qué pichudez ver cuando se ilumina a la gente de la gramilla y pensar "por ahí estaba yo!")... Provecho!



7 de febrero de 2008

Intolerancia 325: Fear of the Dark

Y bueno ya para graduarnos en este curso intensivo de Intolerancia, y como para demostrar la globalización del tema en cuestión, nos remitimos a una publicación también aparecida el día de hoy en el diario La Nación que trata sobre el intento del diputado Guyon Massey Mora del partido Restauración Nacional por socavar de alguna manera el concierto que los ingleses Iron Maiden darán el próximo día 26 en suelo tico.

En la historia hay dos claros protagonistas, por un lado el citado Massey que argumenta que la banda "es un grupo con mensajes no constructivos" y que "genera antivalores en los jóvenes". Aunque parezca difícil de creer, el señor este se deja decir acerca de algunas letras de Maiden que "incluso hay una de ellas que relata sobre el miedo a la oscuridad y que aparezca alguna sombra o espíritu que aterroriza". Pues yo confieso que hace un par de semanas luego de ver en el cine El Orfanato, dormí con la luz prendida y con un miedo hijueputa de que el chiquito deforme con el saco en la cabeza se me apareciera en algún callejón oscuro de mis sueños (Eddie no asusta ni la décima parte que ese maesillo); y aún así la película estaba catalogada como TP (Todo Público) y yo no escuché al señor Massey boicotenado la exhibición ni atacando a Guillermo del Toro por semejante atropello a las sanas costumbres costarricenses.

El segundo protagonista es el director de Migración, Mario Zamora quien ahora dice "La valoración no resultó negativa para esa banda. No vimos elementos jurídicos para que esta banda no tocara en el país". Lo que yo me pregunto, o más bien lo que hay que preguntarle al señor Zamora es qué diferencia hay entre Maiden y Deicide, o entre Maiden y Cannibal Corpse. Porque a estas dos bandas él mismo hizo todo lo posible para que no tocaran en el país meses atrás. Con Deicide lo consiguió (con algo de ayuda del siempre profesional e imparcial diario "La Extra"), y con Cannibal estuvo a punto de lograrlo de no ser por el empeño envidiable de las personas que estaban detrás de la organización del concierto. Lo más bajo de todo es que Mario Zamora pone como argumento legal para impedir los conciertos de bandas de cualquier género metal el término "apología del delito", el cual es utilizado cuando ha habido un delito de por medio (digamos, si alguien hiere o mata a otra persona DURANTE el concierto de la banda), pero el concierto como tal no es ni puede ser un delito, por lo tanto el argumento del director de Migración no se fundamente de ninguna forma.

Hace 10 ó 15 años era impensable que un grupo de heavy metal se presentara en Costa Rica. Por aquellos años no hubiera sido un diputado ni un funcionario los que levantaran las voces de protesta, si no la mitad del país, especialmente la jerarquía de la iglesia católica. Hoy afortunadamente la situación a ha cambiado (más bien ha evolucionado), y ciertamente más bien había sido extraño que ya faltaran 3 semanas para el concierto y no hubiera salido ningún aguafiestas, sobre todo de la iglesia que esta vez ha estado bien calladita. Gente como Mario Zamora o Guyon Massey siempre estarán para mostrarnos su intolerancia, para figurar de cualquier forma, aunque sea defendiendo un moral que ni ellos mismos respetan; porque también es inmoral estancar el desarrollo del país mediante el obstruccionismo legislativo, o coartar la libertad de las personas con argumentos legales ficticios, abusando de una posición de poder. Al menos esta vez parece que no se salieron con la suya...

Yo no soy un fiebre (aunque sí me gusta) de la música metal, y confieso que de Iron Maiden sólo había escuchado tres o cuatro canciones en mi vida. Pero apenas supe del concierto quise ir y por eso estaré en la gramilla del Ricardo Saprissa presenciando lo que sé va a ser uno de los espectáculos musicales (y teatrales por lo que he podido ver de otros shows) más importantes e inolvidables que haya tenido la oportunidad de ver en tiquicia. Y no por asistir al "chivo" me convertiré en una peor persona o mis valores se infectarán de la siniestra influencia del Príncipe de las Tinieblas; por el contrario espero salir fortalecido como ser humano por haber experimentado algo totalmente nuevo y abierto mi mente a otras formas de expresión que no son las que generalmente he vivido y sentido... Y bueno, claro que brincaré como nunca y repartiré algunas patadas, y también haré con mis manos la señal de los cuernos cuando toquen Fear of the Dark, pero de eso se trata también (!!!).

Intolerancia 225: Perdido en el corazón de la grande Babylon

Siguiendo con el tema de la Intolerancia, y nuevamente para hablar de algo que publica hoy El País, no hay mejor manera de empezar que con los versos del Manu Chao que nos recuerdan el duro periplo de todo aquel que se ve obligado a dejar su país de origen para buscar un mejor destino en otras latitudes:

solo voy con mi pena,
sola va mi condena,
correr es mi destino
para burlar la ley

perdido en el corazón de la grande Babylon
me dicen el clandestino por no llevar papel

pa' una ciudad del norte yo me fui a trabajar
mi vida la dejé entre Ceuta y Gibraltar


Uno de los temas recurrentes de la campaña electoral española (así como de otros países) es la Inmigración, pues resulta que la gran novedad del candidato del PP, Mariano Rajoy, para conseguir los ansiados votos que lo lleven a La Moncloa es la eventual aplicación del Contrato de Integración que tendría valor jurídico y en el que se obligaría -entre otras cosas- a los extranjeros en tierras ibéricas "a cumplir las leyes, a respetar las costumbres de los españoles, a aprender la lengua, a pagar sus impuestos, a trabajar activamente para integrarse en la sociedad española y a regresar a su país si durante un tiempo no encuentran empleo".

Se promete que aquellos extranjeros que cumplan con el Contrato no sólo serán tratados en igualdad de condiciones que un español, si no que también recibirán ayuda para facilitar su integración a la cultura de Cervantes. Como parte de esta integración, también se asesorará a los extranjeros para que asimilen aspectos fundamentales de las costumbres españolas como por ejemplo la Higiene.

¿De verdad hará falta comentar algo más al respecto?

Intolerancia 125: El racismo es una enfermedad

Como bien dice la canción de Desorden Público "...el racismo es una ENFERMEDAD del espíritu, del cuerpo, el alma y la mente".

Y es que parece que en España el tema ha vuelto a la palestra a propósito del llamado "Caso Hamilton", cuando algunos elementos se dedicaron a gritar ofensas racistas contra el piloto de F-1 Lewis Hamilton durante uno de sus entrenamientos en la pista de Montmeló en Cataluña.

Precisamente hoy publica El País una nota al respecto en donde nomás en el primer párrafo se declara "Y es que, en España, negro de mierda (dicen) no siempre significa negro de mierda". Y más adelante se citan las palabras de un tal Juan Díaz Nicolás veterano investigador y sociólogo que declara sin ningún pudor "se trata de ofender, de herir al otro. No hay racismo de fondo asociado".

El hecho noticioso en sí no sería especialmente diferente de muchos otros que a menudo aparecen el la prensa. Lo que a mi realmente me ha sorprendido, más bien me ha indignado, es la patética (y peligrosa) forma en que se intenta minimizar el asunto mediante eufemismos y argumentos sin ninguna base firme. Aceptar que hay una equivalencia entre llamar "negro de mierda" a alguien y llamarlo "gordo o enano", como sostiene Díaz Nicolás, es poco menos que grotesco, además de absolutamente irresponsable. Los 4 tipos que gritaban contra Hamilton no son más que pobres diablos reflejo de una sociedad que no quiere aceptar una realidad especialmente vergonzosa, cuatro tipos que igual se los encuentra en Cataluña como en Londres, en California, o -cómo no- en Costa Rica.

El problema de fondo es la negación para producir indiferencia, para acallar la conciencia, para decir "aquí todo está bien". Eso es lo que a mi me da cólera, y miedo, porque al final se trata de hacerse de la vista gorda ante un problema muy serio -y complejo- que invade no sólo a España sino a prácticamente todas las naciones del mundo. Y mientras se siga por el camino de la mentira y la desinformación entonces todo seguirá mal, porque simplemente nos acostumbraremos a ver el racismo como algo menor, un asunto casi insignificante y fácilmente descartable ante los grandes asuntos modernos como la economía o las guerras.

En fin, ojalá que al menos este tipo de sucesos no pasen inadvertidos y que -sobre todo- todos tengamos la sabiduría de distinguir aquello que no está bien y que podamos entonces hacer lo propio para cambiarlo y mejorar de alguna forma nuestro paso por este mundo.


29 de enero de 2008

de vuelta

Pues sí, ya de vuelta por esta singular Babel a la que tenía descuidada porque las vacaciones me tenían muuuuuy ocupado. Ciertamente eso de andar por varios lugares siempre tiene el lado güeiso de reincorporarse a la rutina de brete y/o estudio lo cual cada día parece hacerse más rudo.

Pero bueno, la verdad es que este fin y principio de año estuvo más que buenísima calidad, especialmente con la entrañable visita del Joselo y los mil momentos tuanisísimos que pasamos (cuánto tiempo nos hizo falta mae, apenas si empezamos!).

Ideas para escribir (acá y en el cuadernito) tengo afortunadamente bastantes, sólo que para este año me he propuesto no presionarme tanto por estar escribiendo mucho, masomenos para mantener la actividad como el auténtico gozo que es, y no como una obligación que cumplir con horarios y cuotas...

Y bueno, ya que empecé con el tema de los propósitos de año nuevo tengo que decir que nunca he sido especialmente aficionado a este tipo de práctica; sin embargo esta vez sí me he propuesto algunas cosas o proyectos que me gustaría mucho materializar y que gracias al apoyo incondicional y a las palabras sinceras de buenos amigos espero concretar en el 2008.

Así que ya veremos qué va a pasar(me) durante este año recién estrenado. Yo al menos llevo muy presente la palabra que Niebla me regaló y que sintetiza a la perfección todos las cosas que quiero emprender:

RENOVACION




21 de enero de 2008

comunión

Inspiradores versos del maestro Blades:

"...cada paso crea una huella,

y cada huella es una historia,

y cada ayer es una estrella

en el cielo de la memoria"


Gracias Jose, gracias absolutas por cada estrella tan brillante en el cielo de mi memoria... Es la comunión.

16 de diciembre de 2007

el gordo mayor

[adaptación de una conversación con Klondike]

Uno siempre tiene historias del tipo "nunca pensé que yo fuera a hacer tal cosa", y bueno, esta es una de esas: hoy fui a ver, en vivo y a todo color, el sorteo de lotería navideña (!!!), así es, el sorteo del "Gordo Navideño"... Qué polada por Dios, pues sí, pero en honor a la verdad fue toda una experiencia.

Tengo que empezar por aclarar que no soy jugador habitual de lotería, con costos compro para el sorteo de navidad y uno o dos sorteos en el resto del año, sin embargo la rama materna de mi arbol genealógico está llena de jugadores empedernidos que toda la vida han soñado con pegarle al Gordo sin que hasta ahora los resultados hayan ido más allá de una "terminación" o algún premiecito menor que con costos alcanza para una camisa y un par de zapatos nuevos. Sólo para ilustrar la folclórica realidad familiar tenemos por ejemplo a mi abuelo, que a sus ochenta y resto de años juega fielmente sus números preferidos, este año "pegó" el número mayor, pero (oh signo de la estirpe!) con otra serie. Este suceso, no obstante, le genera una alegría infantil difícil de creer en un viejo, hasta el punto de que los 28 rojos ganados son indiscutiblemente más poderosos que los más de 150 mil (cálculo conservador) que pudo haber gastado durante los últimos doce meses de "preparación" para el Sorteo Rey. Otro caso singular era mi tío Roberto (que en paz descanse), decir que nunca pegó un premio importante no es ninguna novedad, lo realmente destacable era su actitud ante cada nuevo fracaso: para él la Fortuna estuvo siempre a su lado, pero fue él quien nunca supo entender los guiños que la señora le hacía en distintos momentos. Era común escucharlo decir "el 92, fijate, precisamente los dos últimos números de la placa del carro que iba a delante mío en la pista", o "el 53, no puede ser, los años de muerto de tío Benjamín, cómo no me acordé", pero ahí no se quedaba y a veces la Fortuna casi que le gritaba a la cara cuál iba a ser el premio mayor y él -otra vez- tampoco entendía de qué se trataba, en esos casos lo escuchábamos decir "ay juepucha, así en la mano lo tuve el 22, el chancero me dijo que me lo llevara pero yo no le hice caso, qué carajada, así, así lo tuve frente a los ojos, asíííííí..!". Y ni que decir del tío Tavo, a diferencia del optimismo a prueba de balas de Roberto, él es de esos que echan mano del pesimismo para explicar por qué nunca ganaron el Mayor, en su caso lo oimos rumiar cosas como "mirá, ya no vuelvo a jugar esa cochinada, con todo lo que uno gasta ya me hubiera comprado un carro del año", o "estoy seguro que el juepucha 26 lo sacaron de la tómbola, algo hizo la Junta", y claro la excusa de muchos "poneme atención, dos años y medio jugando todos los domingos el 08, el número de mami, me agüevé y el primer domingo que no lo juego se viene el ingrato"... Y así por toda la gama de personajes, unos con esperanza, otros sumidos en la desesperación, pero todos fieles jugadores, de esos que mantienen a flote las finanzas de la Junta (y de la señora que vende "tiempos" ilegales, y de la otra señora que hace rifas, y de cualquier hijo-de-vecino que prometa el dinero fácil).

Pa' volver al tema, la vara es que este año la JPS decidió trasladar el sorteo hasta la ciudad de Cartago, no sé cuál sería la razón pero la cosa es que frente a Las Ruinas estaba montado todo el Circo del Azar: juegos, concursos, desfiles, juego de pólvora, animadores, miembros de la Junta, y por supuesto las dos tómbolas redondas donde se guardan las series y los números (menos el 26 que Tavo asegura no está) que decidirán la feliz navidad de más de un compatriota. Yo iba con una actitud de tedio porque no me hacía ninguna gracia estar una hora o más escuchando a un imbécil decir "doscientos noventa y uno, ochenta y siete, quinientos mil colones". Además, me enteré en ese momento que el total de premios llegaba a 138, lo que implicaba que en el peor caso tendría que esperar 137 premios hasta que saliera el famoso Gordo.

Lo que pasó después fue lo realmente digno de mencionar. El hecho de estar entre cientos de jugadores te empieza a contagiar de una ansiedad increíble, y así yo que no esperaba nada del sorteo me empecé a transformar en el más voraz consumidor de números y series (!!!). Para colmo a mi derecha había un señor de esos que saben el resultado de todos los sorteos desde el inicio de los tiempos, y entonces con cada nuevo número decía "ese 42 ya se ha venido cinco veces este año", o "el 75 fue el Mayor de hace once años", cosas por el estilo, algo así como el Gustavo Retana de la Lotería Nacional... Pero lo más rajado era una señora que veía por la pantalla gigante a los maes que sacaban cada bolita y decía cosas como "ahora sí, ya viene el Mayor", o "está muy risueño, de fijo vio que era el Gordo"... Cada intervención de la señora era para mí un paso más hacia el paro cardio-respiratorio... Yo que llevaba apenas cuatro pedacitos del 01 y cinco del 57 de veras sentía que cada nuevo número por anunciar era el Mayor, y no sólo eso, si no que yo iba a ser uno de los ganadores, al fin alguien de la familia que rompiá la mala suerte y se echaba a la bolsa un montón de millones... La señora como que percibía mi corazón a todo galope, porque decía "éste es, véale la cara", y yo que nada más quería decirle que parara por favor, que me estaba matando lentamente, pero la verdad la necesitaba... Nunca acertó, pero yo sólo tenía oídos para ella, hasta el punto que cuando efectivamente sacaron el premio Mayor tardé un par de segundos en reaccionar y empezar a sacudir violentamente a Mayra para decirle "viste, salió el hijueputa, ya tenía que venirse desde hace rato", y la golpeaba en el hombro, uy no qué tensión..!

Y bueno, hasta acá la crónica de esta singular experiencia... Por cierto que salió el 61, o sea que "pegué" terminación con el 01 y por lo tanto no me escapo del sino familiar, qué le vamos a hacer.

8 de diciembre de 2007

vorágine navideña

vorágine.

(Del lat. vorāgo, -ĭnis).

1. f. Remolino impetuoso que hacen en algunos parajes las aguas del mar, de los ríos o de los lagos.

2. f. Pasión desenfrenada o mezcla de sentimientos muy intensos.

3. f. Aglomeración confusa de sucesos, de gentes o de cosas en movimiento.



Pues bueno, aunque desde setiembre empieza en CR la temporada "oficial" de la navidad, no es hasta la entrega de aguinaldos que se desata el frenesí en la población con tal de adquirir a toda costa los últimos cachivaches, licores y demás artículos disponibles por el incombustible comercio.

En mi caso, con la llegada (hace poco) de esa sensación denominada "adultez", la navidad no sólo ha dejado de ser la época mágica de los primeros años, sino que ahora todo el mes de diciembre es una suerte de fastidio crónico en que lo único que ronda mi cabeza es el deseo de huir a cualquier rincón del mundo ajeno al delirio de los "ho-ho-ho". Afortunadamente lo pude lograr hace dos años cuando hice el inolvidable viaje al Sur: nada de carreras ni molotes, nada de regalos ni cenas de compromiso, un gozo total... Hasta me acuerdo que hice en cada uno de los días "clave", ojas: 24 y 25 de diciembre todo el día para caminar por una Buenos Aires desierta, los tangos en San Telmo, la comida bárbara, Tigre, el asado... 31 de diciembre en la ruta con Marcelo y Paula, llegamos a Puerto San Julián apenas 30 minutos antes de las 12, un frío hijueputa y un hotelito pequeño donde brindamos con vino y a las 12:10 ya estábamos dormidos... 1ero de enero medio día en la ruta y luego Calafate, con las cervezas en la ribera del lago, la pizza en "La Lechuza" y las expectativas al tope por el glaciar del día siguiente... Y ya para rematar, el 6 de enero despedirme de Ushuaia al mediodía y regreso a Madryn alegremente agotado, con el sillón (y Aitana) esperándome... Qué más se puede pedir, estaba conciente de cada fecha simplemente porque no quería perder la reserva en algún bus o avión que me iba a llevar a otro lugar encantado...

Bueno, como siempre que empiezo a recordar Argentina me desvío un pichazo del tema, mejor vuelvo a la razón de este post. La cosa es que este año debo confesar que no fue tan molesto hacer las compras navideñas, incluso había algunos regalos que de veras tenía mucha ilusión de conseguir: hasta me regalé una par de cosillas (un dvd de Gieco que está en todas) que como diría El Burro constituyen un pedacito de la alegria material tan necesaria en estos tiempos. Otro factor de éxito es que pude comprarlo prácticamente todo en un sólo lugar, en ese territorio que cada vez se parece menos a la imagen tradicional de un poblado costarricense y que bien podría llamarse el Estado Libre Asociado de Santa Ana, que junto con su hermano mayor Escazú, pretenden anexarse a la auto proclamada República Independiente de Lindora, auténtico oasis de prosperidad (¿?) en medio del desierto plebeyo de Alajuelita, Pavas o Ciudad Colón.

Así las cosas poco después del mediodía ya había derrotado al monstruo navideño y no me quedaba otra que celebrar la victoria con un par de birritas y una buena pizza en La Fabricca (qué creyeron que SL se iba a quedar fuera de la propaganda comercial...). Justo las energías necesarias para enfrentar la última prueba del día: cruzar de Oeste a Este el Valle Central un sábado típico de diciembre, con decirles que para recorrer los poco más de 15 Km entre Multiplaza y Plaza del Sol tardé casi 2 horas (!!!)... Pero bueno, era un sacrificio que bien valía la pena con tal de salir airoso de esta vorágine navideña.

qué éxito!

Nuevamente el reconocimiento al talento nacional, esta vez desde adentro (y por lo tanto más difícil de conseguir).

Ojas, http://itropic.blogspot.com/2007/12/premio-dear-neighbor.html

En todas compa!

6 de diciembre de 2007

¿Cómo hacés?

Hoy de veras que experimenté la impotencia más terrible en mucho tiempo: es una cagada todo el tema de C y su BB, y he vivido momentos en que humildemente tengo que reconocer que no entiendo cómo putas hace C para soportar tanta cosa que le ha tocado en los últimos meses; la mayoría de las veces lo admiro, otras nada más no me cabe en la jupa tanta pena para un ser humano, especialmente para el BB...

Pero hoy mae, hoy realmente me dejaste con los puños cerrados y la mirada perdida... ¿Cómo hacés? ¿Cómo tenés la entereza moral para no aceptar la solución que te planteábamos? No costaba nada, ni tampoco era algo comparable en absoluto con otras varas, asquerosamente corruptas, que uno tiene que padecer en el brete y en otros lados... Aunque lo entiendo, no termino de aceptarlo.

Y entonces nada, todas estas horas y nada. Qué más podemos hacer ahora más que desear, como siempre, que toda esta pesadilla por fin termine y que BB salga adelante, que tengás fuerzas suficientes, que ya es demasiado lo que les ha tocado... Que todo acabe y que BB pase esta navidad y muchas más al lado de sus papás, jugando, riendo,... viviendo...

4 de diciembre de 2007

No me gusta la U

Anoche -por fin- terminé con todo lo de la U, bueno, al menos por este año porque aún me falta todo el próximo para salir de esta maestría de mierda a la que me obligaron a entrar... Y es que la verdad son muchos los factores por los que detesto la U, a continuación los principales:
  • La calidad de los cursos es especialmente mala. Si bien es cierto esto es una ventaja para alguien que no espera aprender nada trascendental, también es patético dedicar tantas horas a tal porquería.
  • Es carísima. En los 4 meses que dura el semestre (no me equivoqué, en efecto se trata de semestres de cuatro meses) el costo total de los cursos equivale al 20% de mis ingresos. Terrible! Una quinta parte del sudor de mi frente tengo que entregarlo sin contemplación a algo que detesto desde el fondo de mi alma.
  • Si bien no es para nada un nivel de verguiada como el bachillerato, igual hay que pegarse alguna que otra trasnochada para entregar algún proyecto, lo que inevitablemente provoca el desgaste físico y mental para cualquier otra actividad más interesante.
  • Me quita mucho tiempo para las cosas que realmente me gustan. Por ejemplo desde que regresé de Guate apenas pude salir a cletear 2 veces, porque aunque no tuviera nada que hacer un día, igual el cansancio era tal que con costos tiene uno ganas de levantarse y sentarse a ver tele.
  • Por último, y aunque sea una paradoja descomunal, LA U NO ME DEJA PENSAR... Cada vez que me viene la inspiración para algo tuanis, se despierta la conciencia académica que me dice "este fin de semana no se puede, hay que adelantar el proyecto xyz", cosas por el estilo
Por esas y muchas cosas más es que detesto la U... Para ser justo, rescato que por ahí uno conoce a algún compa pura vida (que lo diga "Galantín"), pero igual el fastidio siempre reina y no queda otra que aguantar...

22 de noviembre de 2007

lo cotidiano ya no es real (o eso al menos quisiera)

rueda fortuna!, descAnso, FRíO, brete, humanidad, plata, inTOLERANCIA, bici, FuTuRo, deudas, sueños, destino, bebé, ncer, hígado, subversión, tedio, disponibilidad, liquidación, MI gente, soledad, rompimiento, Escape, Nueva zelandA, españa, argentina, isla, veciNOS, portones, seguridad, abogados, SoBerBia, eXterminio, IMpotencia, delirio, torBElliNo, fantasía, ecología, TIBURoNES, desastre, vergüenza, final, hAmbre, destierRo, desesperación, dIOS, cERteza, literatura, hostal, miedo, dogo, banco, ASCO, 15%, misión crítica, aguinaldo, ilusión...


...(de verdad siento que) los astros no están más lejos que los hombres que trato.

Por dicha hay pocas pero valiosas excepciones.

18 de noviembre de 2007

Sonríale a los tiburones



Este es el lema de una campaña que pretende hacer presión sobre las autoridades del gobierno para que -por fin- se cumplan las leyes relativas al aleteo de tiburones. Con esta iniciativa se espera que de una vez por todas se efectúen los controles en los muelles privados que durante años han sido el refugio perfecto para la impunidad de gente sin escrúpulos (ciertamente hijos de la grandísima puta) que han casi exterminado las poblaciones de varias especies de tiburón en aguas nacionales. Sólo por citar un dato que publica la gente de Pretoma, según ellos: En lo que va de este año, 79 embarcaciones de bandera internacional han descargado ILEGALMENTE un total de 2.400 toneladas de tiburón en muelles privados, en violación flagrante a nuestras leyes y a los mandados de Sala Constitucional y la Contraloría. Cualquiera puede imaginar que esos son (más bien eran) muuuuuuchos tiburones.

Como siempre en estos casos, los intereses económicos y políticos (desde hace mucho tiempo creo que esos dos vocablos deberían fusionarse en uno solo) complican aún más el panorama, imperando en casi todas las situaciones los intereses del todopoderoso Dios Dinero por sobre la desprotegida Madre Naturaleza.

Ahora al menos tenemos la oportunidad de hacer algo de presión para que la macabra realidad de los muelles privados sea regulada. Honestamente siento que (pa' variar) nos quedamos cortos: la regulación está bien, es más que urgente, pero por qué tenemos que estar recibiendo en muelles costarricenses a barcos que "pescan" tiburones (¿?). No he conocido ningún lugar en Costa Rica donde antes de pedir un casado con chuleta la gente antes se pida una sopita de aleta de tiburón; o será que como muestra de fraternidad internacional con nuestros nuevos amigos de la República Popular de China a partir de este año los ticos cambiaremos el tradicional tamalito navideño por una nutritiva sopa de aleta de tiburón...

En estos momentos no deberíamos estar pulseando que se cumplan leyes que dicen que los barcos pueden traer todas las aletas que quieran mientras vengan pegadas a su respectivo tiburón... NO! Lo que el gobierno debería hacer es decretar una VEDA ABSOLUTA sobre cualquier especie de tiburón, y velar porque se cumpla dicha restricción... Pero bueno, el tema da para mucho y lo importante ahora es que al menos se puede participar de la firma de una carta dirigida a las Autoridades para que se pongan las pilas.

Así que desde acá la petición para que todo el que pueda contribuir con su firma lo haga a través del sitio de Yo salvé a un tiburón. Ahí mismo hay información adicional sobre la campaña que puede ser de interés general. Y si aún no está convencido(a), puede echarle un ojo a estas fotos.